Conservar el vino en casa

No todos somos expertos en vinos y podemos dudar si los vinos que tenemos en casa siguen siendo óptimos para el consumo.

A veces generamos en casa una reserva de vinos que no consumimos inmediatamente y que a la hora de consumir, nos hace dudar si estarán en buen estado o si deberíamos desecharlos.

Obviamente, la conservación óptima del vino en casa seria tener una vinoteca, pero a falta de ella o de espacio, podemos seguir algunos consejos que nos ayudarán a mantener nuestras botellas de vino correctamente.

Elegir un lugar fresco, oscuro y ventilado.

Lo ideal es que el vino esté a una temperatura constante entre 12º y 16º, sin cambios bruscos de temperatura, con una humedad entre los 70º y 80º y en un lugar oscuro.

Lo más adecuado sería un trastero o sótano, donde no tengamos calefacción ni aire acondicionado. Por el contraria, un sitio habitual es la cocina, lugar que podríamos decir, es el menos adecuado debido a los cambios constante de temperatura. Las galerías interiores también son un buen lugar, si hay excesiva luz, mantenerlas en cajas o armarios cerrados para evitar la luz.

Una buena ventilación, es importante para evitar que el vino esté libre de olores y para que no haya una humedad excesiva que pueda favorecer la proliferación de hongos.

Las botellas deben estar en posición horizontal, el vino debe estar en contacto con el corcho para impedir que este se seque y pierda su elasticidad y hermetismo entrando así aire en la botella.

Es importante también que las botellas no sufran vibraciones para que el vino repose adecuadamente.

Tiempo de Conservación

El dicho “todos los vinos mejoran con el tiempo” no es exacto y, además, las condiciones tienen que ser óptima para que se cumpla. Por tanto, hay que tener en cuenta el proceso de elaboración y añada de nuestras botellas:

  • Los vinos Jóvenes deben consumirse en el año que se compran, una vez abiertos pueden consumirse en el plazo de una semana.
  • Los Crianza durante los 5 años siguientes.
  • Los Reserva y Gran Reserva pueden conservarse entre 10 y 15 años aproximadamente. Tanto los Crianza como los Reserva y Gran Reserva, una vez abiertos, deben consumirse en un plazo de 3 días. En el caso de los Espumosos el plazo se reducirá a 24-36 horas.

Estos datos son los “teóricamente correctos”, como hemos dicho antes, en condiciones óptimas.

divinumbarcelona

No hay comentarios

You can be the first one to leave a comment.

Post a Comment

C/ Remei 10, 08014 Barcelona